Técnicas que me han ayudado a la hora de mejorar mis clases

Hoy quiero mostraros mis herramientas fundamentales  a la hora de realizar las clases en mi día a día.

Tenemos que ser profesionales y realizar un buen trabajo, por eso siempre hay que intentar mejorar, aprender y autoevaluarnos.

Esta última palabra me encanta, porque me gusta saber donde fallo o donde cometo errores para seguir creciendo, o ver que la forma de hacer el trabajo ha sido la correcta.

Creo que es fundamental que nos autoevaluemos, ver las cosas que nos han salido bien y el porqué, las que no salieron como esperábamos y así poder cambiarlas y mejorarlas, buscar cosas nuevas e ir a por ellas. Siempre tiene que haber un quiero más, o un y ahora que, ahora otro reto, otra motivación, otra ilusión, otro peldaño más que subir.

Yo tengo cinco herramientas fundamentales en mis clases, y  seguramente todos utilicéis también, pero me gustaría contaros cómo las utilizo yo y como he ido mejorando con el paso del tiempo y lo que me queda…

En primer lugar hablaros de la música.  Mi vida está llena de música, desde que me levanto, hasta que me voy a dormir. Lo que nos hace sentir una canción es algo que toca nuestros sentidos, nuestros recuerdos, toca nuestro estado de ánimo, nos remueve por dentro, para mi es algo fundamental en la vida, la música.

Pienso que es esencial en una clase, es una herramienta increíble, porque a través de ella transmitimos el entrenamiento, tocamos la “fibra” a los socios, les llevamos a donde les queremos llevar, a conseguir los objetivos que les proponemos o sus objetivos. Por eso es fundamental hacer una buena selección de música para realizar tus clases.

Bajarte música en buena calidad, preocúpate por los gustos musicales  de la gente, que la música vaya acorde con lo que estás haciendo, y por supuesto que te motive a tí a la hora de realizar tus clases, ya que tú tienes que sentir y transmitir el entrenamiento.

En segundo lugar tener una buena técnica, y esto se consigue con práctica, horas y horas de trabajo y mucho tiempo empleado. He aprendido poco a poco a mejorar cada año un poquito más y sigo perfeccionando y corrigiendo técnica todos los días.

Pienso que no hay un límite para esta palabra, porque en tu vida estas continuamente perfeccionándote para ser cada vez mejor en lo que haces.

Por eso nunca te estanques ni pienses que lo tienes todo hecho. La vida es un continuo cambio, y siempre hay que mejorar cosas, no lo olvides.

Tu eres el reflejo de esas personas que están en tus clases todos los días, la gente se merece calidad, se profesional, sobre todo por ti, para darte valor.

El tercero, la comunicación. Igual que todo lo que estoy nombrando, es un continuo aprendizaje este elemento.

He cambiado enormemente la forma de comunicación en mis clases y sigo buscando la mejor forma de llegar a las personas con este gran elemento.

Saber qué decir y porqué lo dices, las palabras exactas en los momentos exactos, la transmisión del entrenamiento, modular la voz y cómo y cuándo utilizarla como es debido.

Al igual que el lenguaje no verbal, porque en muchas ocasiones no tendrás un micrófono, y la expresión corporal, cómo te mueves, los gestos, son esenciales en tus clases.

El cuarto, el entrenamiento, el continuo infinito elemento.

Estudiar, buscar, probar, innovar… siempre con cabeza por supuesto, pero por favor, no te estanques en los mismo, porque al principio todo irá bien si haces entrenamientos donde te sientes agusto, pero sal de lo fácil y aprende nuevas técnicas, formas, ves cambiando, cuantos más recursos tengas mejor serán tus clases y nunca serán monótonas.

Y el quinto para mi va unido un poco a todo lo anterior o tiene un poquito en todo lo nombrado, y es creernos lo que hacemos. Porque así nuestra forma de transmitir, enseñar, llevar a conseguir los objetivos marcados en el entrenamiento que propongamos, será más fácil, será creíble cien por cien.

Se tú, siempre, por encima de todo.

Y para ti ¿cuáles son tus herramientas de trabajo esenciales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *