Qué ocurre cuando dejas de dar una o varias clases colectivas en un centro?

 

Buenos días a todos y todas!!

Hoy me gustaría hablar sobre este tema, el cual nos ha sucedido en varias ocasiones a muchos a lo largo de los años dando clases colectivas en varios centros.

¿Cuál creéis que es el motivo por el cual dejemos de dar alguna clase en nuestros centros de trabajo?

Vamos a ir enumerando varios motivos, y después, os voy a contar cuales han sido los míos.

Me gustaría que al finalizar el post, me dijerais cuales son vuestras experiencias en este caso o vuestra opinión sobre este tema.

Dicho esto, enumeremos las causas por las cuales dejamos de dar clases en un centro:

  • Porque no funcione la hora en la que se imparte la actividad.
  • Porque coincida a la misma vez con otra actividad fuerte.
  • Porque estés haciendo una suplencia a otro compañero y se incorpore.
  • Porque no llegas a los usuarios.
  • Porque no te sientes cómodo en la actividad y decides dejar la clase.
  • Porque no eres profesional en lo que haces.
  • Porque cierre el centro.
  • Porque no acude gente a la clase.
  • Porque te vas a otro centro deportivo.
  • Porque algún compañero a quemado la actividad, y no ha sido profesional.

En mi caso han pasado varias cosas, como cubrir una suplencia hasta que ha llegado la persona que daba esa actividad, irme a otro centro deportivo por mejoras, coger una clase que un compañero ha quemado, y por mucho que haces no funciona la actividad. y muy a mi pesar, una que recuerdo que me marco, fue irme de un centro porque los usuarios no hacían nada del trabajo que les proponía en la clase, e iban a su bola, no les llegué, me sentí que me faltaban el respeto, por no seguir el trabajo que les llevaba, sólo fue en dos ocasiones, pero me sentí tan mal que decidí irme y dejar ese centro.

Me han llamado muchas veces del centro, pero nunca he querido volver.

Quizás fallé, quizás me equivoque en alguna ocasión, pero lo que sí tengo claro es que mi tiempo, me equivoque o no, vale millones infinitos para que haya gente que no respete o valore mi trabajo.

La mayoría de las veces que he abandonado un centro, ha sido por irme a otro donde me han ofrecido cosas mejores,o donde he podido mejorar y donde el cambio ha sido para bien.

Creo que siempre pase lo que pase algo sucede para bien.

Pero en el último caso que os he hablado, fue una circunstancia que no llegaba a entender, porque en otros centros llegaba a los usuarios y en este no.

Me plantee varias teorías, como “no seré buena en esto”, “no les gustaré”, “qué estoy haciendo mal”…

Y al final llegué a la conclusión de que no puedes gustarle a todo el mundo, de que mucha gente no nos valora, pero afortunadamente mucha si cree en nuestra profesionalidad y en nuestro trabajo. Muchas veces tenemos que darnos cuenta que no podemos llegar a todo el mundo ni gustar a todos.

Gracias a esa experiencia, aprendí y aprendo cada día a mejorar, porque señoras y señores cometemos errores y fallamos, y así es como se aprende y se mejora, buscando cada día la mejor versión de uno mismo, fallemos o no.

A veces la culpa no la tienen los demás, sino nosotros y eso es súper importante tenerlo claro, porque a veces fallamos, somos humanos.

Y a veces no fallamos, es por otros agentes externos los que influyen en que no funcione una clase, o nos la quiten, o decidamos simplemente marcharnos de un centro.

Creo que hay que aprender de todas las experiencias y ver el lado positivo de todo, porque si tienen un lado negativo, como puede ser como nos sintamos de mal en ese momento, todo tienen solución.

Yo veo cada clase que doy, como una oportunidad de sacar la mejor versión de mi misma.

Cada año que pasa intento variar cosas, mejorar, reciclarme,ir siempre más allá, es como si cada año me actualizara y mi versión va cambiando y mejorando.

Y ahora, me gustaría saber cuál es tu opinión sobre este tema, tus experiencias, para que todos podamos a prender unos de otros.

Os deja una pequeña frase o reflexión que me ha ayudado mucho y me encanta aplicarla en mi vida

los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida. No es el fin del mundo, es el inicio de uno nuevo” -Patricia La Roda-

6 pensamiento en “Qué ocurre cuando dejas de dar una o varias clases colectivas en un centro?

  1. Los de ese centro eran gilipollas, cuando un monitor no me llega pues dejo de ir a sus clases pero no se la torpedeo. Patry eres una monitora que año tras año has ido creciendo. Es un placer el tenerte como monitora.

  2. Bueno en mi caso he tenido varios momentos en los cuales deje de imparti mis clases,uno de ellos bastante mas duro que el otro.
    En una primera experiencia en el centro donde empece a impartir mis primeras clases me fueron apartando poco a hasta llegar a darme clases en las cuales sabian que era imposible por horarios.
    Al pasar un tiempo quisieron rescatarme pero decidi que era pagina del pasado.
    Mi segunda experiencia fue en un centro en el cual tenia kariño por la humanidad de los socios pero por cuestiones economicas cerro.
    Debo decir que somos lo que somos por nuestra actitud y nuestras experiencias.
    Gracias Patry por el gran post.
    Saludos.
    Javi Gracia.

  3. Hola Patri, que cosa más rara lo de ese centro, con lo profesional y lo bien que das las clases. Se juntaron varios astros porque no lo entiendo. Mucho ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *