Disciplina unida al deporte

Hoy quiero hablaros de la disciplina en el deporte, ya que ella me ha llevado a conseguir todas mis metas, que hasta hoy he conseguido y que aún me quedan por alcanzar, pero que sin ella nada habría sido posible.

Pues bien, dicho esto quiero definiros lo que para mí significa esta gran palabra:

Disciplina es la capacidad  que cualquier persona puede desarrollar y que implica, para toda  circunstancia, la puesta en práctica de una actuación ordenada y perseverante para obtener un objetivo o fin determinado.

Todos sabemos que el deporte nos beneficia en muchos aspectos, como en la salud, pero a nivel mental es algo brutal todo lo que nos hace sentir.

Y es que… ¿a quién no le hace sentir bien hacer deporte?, un paseo, una carrera, una clase colectiva, una rutina en sala, etc. todos los aportes son positivos y beneficiosos para nuestra salud y para nuestro bienestar físico y mental.

Siete años llevo como instructora en este mundo y desde los 5 años practicando deporte, y todo al final lo he conseguido con disciplina, día tras día.

Y pensareis ¿cómo?, práctica, práctica y…

Horas en frente de un ordenador para buscar música y realizar clases, horas pegada a libros y apuntes para aprobar cursos, horas en mi casa frente al espejo o en el gym practicando ejercicios para mejorar técnica, fines de semana en casa, fines de semana de cursos, de reciclajes de coreografías, de impartir cursos, fines de semana enteros currando para pagarme los cursos y por supuesto  horas infinitas dedicadas a mí, ¿para qué? Para mejorar, aprender y conseguir metas en la vida.

La dedicación en el tiempo empleado ha sido fundamental, y es que si uno tiene sueños tiene que dedicar tiempo a conseguirlos, poco a poco y paso a paso.

La perseverancia, la lucha constante de los errores, de las dudas y de las caídas que llevan a conseguir esas metas, esos sueños, esos objetivos.

La responsabilidad por querer mejorar, aprender y subir un peldaño más en tu camino.

Y por supuesto la motivación, esa que te levanta sin más, ese rayo de luz que aparece cuando todo está oscuro y parece que no hay salida.

Creer en uno mismo es esencial.

Valórate y valora  todo lo que tienes porque eso  aporta felicidad.

Todo esto a mi me ha llevado a tener disciplina en el deporte y a querer siempre avanzar un poquito más cada día, porque al final siempre surgen nuevos retos, nuevos objetivos, nuevas metas y eso para mí es fundamental en mi vida

Asique ya sabes….. Practica cada día, intenta mejorar, se constante y busca aquello que te dé esa sensación de felicidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *