10 claves para llevar una alimentación saludable

Una dieta sana y equilibrada es imprescindible para cuidar la linea, pero también permite que nuestro organismo funcione de manera óptima. Y este es el objetivo con el que la “Sociedad Española de Medicina de Familia” ha redactado el decálogo de la alimentación saludable. Hoy en el blog, damos las claves para llevar una alimentación saludable.

La mala alimentación es el caldo de cultivo perfecto para la aparición de distintas enfermedades y problemas de salud como el exceso de peso, las enfermedades del sistema nervioso, los problemas de crecimiento, anemia, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc. Y por esto es por lo que es tan importante que nuestra alimentación sea lo más sana y equilibrada posible.

Los estudios científicos de los últimos años no cesan de asociar la mala alimentación con la incidencia de diversos trastornos, especialmente los de tipo crónico como las enfermedades del corazón, la diabetes tipo 2, la obesidad o el cáncer. Por eso, cada vez hay más interés en comer de forma saludable.

¿Qué debo comer para seguir una dieta saludable?

Una alimentación sana y equilibrada, debe contener todos los nutrientes en cantidad y calidad suficientes, para cubrir las exigencias y mantener el equilibrio del organismo, de acuerdo a nuestra edad y circunstancia vital.

Para llevar una dieta equilibrada debemos comer al menos, dos o tres raciones de fruta y verdura al día, especialmente durante las comidas. También es recomendable consumir de dos a tres raciones de alimentos proteicos al día como pescado, legumbres o huevos. Los cereales como la pasta, el arroz o el pan integran también son necesarios en nuestra alimentación. Es recomendable evitar alimentos azucarados como las mermeladas, los refrescos, la bollería industrial o los alimentos precocinados.

Los expertos recomiendan repartir la ingesta de calorías a lo largo del día y hacer entre 5 y 6 comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena y un pequeño tentempié antes de dormir. Esta rutina favorece el autocontrol y disminuye la ansiedad.

Cuidado con saltarse las comidas

No hay ningún estudio que demuestre que el hábito de saltarse alguna comida pueda ayudar a adelgazar. De hecho, este gesto puede favorecer que tengamos hambre antes de la siguiente toma, y por consiguiente, acabemos picando y comiendo algún alimento no recomendado. Por ejemplo, irnos a la cama sin cenar puede hacer que a la mañana siguiente tengamos mucho apetito, o no merendar puede hacer que lleguemos con hambre a la cena, y acabemos cenando más de que recomendable.

10 claves para llevar una alimentación saludable

1.- Manten un horario fijo para las principales comidas

La rutina en nuestra alimentación nos permitirá planificar comidas y hacer regulares nuestros ritmos, con lo que comeremos menos y más sano. Además, comer y cenar siempre a la misma hora es beneficioso para la digestión y el tránsito intestinal.

2.- Mastica despacio los alimentos

Masticar los alimentos nos hará conscientes de cuánto comemos y además nos ayudará a realizar mejor la digestión.

3.- Consume una gran variedad de frutas y verduras al día

Es recomendable comer 5 porciones al día, de diferentes colores y preferentemente con cáscara. En la comida y en la cena, incluye un plato de ensalada.

4.- Desayuna

Para que podamos afrontar con energía el día, es necesario comenzar desayunando. Se aconseja dedicar tiempo suficiente a esta comida y que se componga de lácteos, pan o cereales y fruta.

5.- Escoge “grasas saludables” como el aceite de oliva

Mejor si es virgen por su alto contenido en antioxidantes.

6.- Consume pescado

Especialmente pescado azul, tres o más veces por semana. El salmón, las sardinas o el atún fresco contienen nutrientes esenciales como el Omega 3, que ayudan a prevenir las enfermedades del corazón.

7.- Comer carne

por  norma generalizada siempre se suele recomendar carnes bajas en grasa como pollo, pavo, conejo… etc, pero no hay que dejar de comer otras carnes como ternera o cerdo. todo dependera de los nutrientes necesarios en tu alimentación sin restarle importancia a las  proteinas de origen vegetal como legumbres o granos.

8.- Bebe agua

Mantener hidratado tu cuerpo te ayudará a tener una mejor digestión. En algunas ocasiones tu cuerpo confunde el hambre con sed, si tomas agua evitaras alimentos innecesarios. Recuerda que es recomendable tomar entre 6 y 8 vasos de agua al día.

9.- Realizar ejercicio físico al menos 4 veces a la semana

Hay muchas actividades que puedes hacer para mantener tu cuerpo en movimiento: empieza el día con unos estiramientos, utiliza las escaleras en lugar del ascensor o acostúmbrate a moverte en bicicleta por la ciudad. La actividad física ayuda al organismo a realizar la digestión y libera endorfinas, que te ayudaran a mantenerte sano y de buen humor.

10.- Fuera dietas

Evitar las dietas milagro y todos aquellos regímenes de adelgazamiento no supervisados por profesionales. No hay alimentos “buenos” o “malos”, todo es cuestión de equilibrio.

Seguir una alimentación saludable es cuestión de práctica. Si no eres capaz de hacerlo solo, puedes buscar ayuda de un profesional para que te ayude a instaurar todos estos hábitos saludables en tu vida.